1/6/18

Poema: "AQUí YACE LA MUERTE" - González Urizar


AQUí YACE LA MUERTE
González Urizar


Aquí yace la muerte: su lirio desolado,
su llama de luz verde, sus pétalos de cera.
Soy luna de su alberca, alcor de su majada,
ramaje de sus frutos y vino de su fiesta.

La muerte con sus hondos azúcares de marzo,
sus cálices de gracia, sus pianos imposibles,
se viene por los meses, golpea en la quijada,
abre llaves de sangre, quiere abatir la sombra.

La muerte, buhonera de máscaras y tropos,
de nubes y guirnaldas, descalza por el bosque.
Los sueños son sus arcas, otoño su venablo,
y su cortejo un trémulo rumor de mandolinas.

La muerte es fuego y opio y nieve y aire lejos .
Su reino una isla muda donde el oro no cuenta.
La fuerza de su abrazo destroza cuanto toca,
nos separa de todos los dones que tuvimos.

Hasta la poesía: sus huesos invisibles
entierra para siempre en una voz inmóvil.
Se pudre su memoria desnuda a la intemperie,
se llueven sus cenizas entre los tiernos brotes.

La muerte tiene dedos de aguja, labios finos
como la dulce raya del día en los cipreses.
Sus ácidos nocturnos queman todo lo puro:
amanecen espumas, despojos, uñas, dientes.

Herido por sus armas caigo a los pies de mayo
y dura como el ónix mi copa se deshace.
En un adiós a nadie se apaga mi resuello
y lloran los laúdes bajo un cielo amarillo.

Entonces tuerzo el cuello de toro irremediable,
pliego mis alas turbias, a mi raíz me inclino.
La noche me recibe, badajo en su campana,
y solo en una charca de lumbre me hago olvido.

25/5/18

Poemas: "Flores y Sol" - Tulio G. Salas

.
Flores y Sol

Yo no quiero ni gloria ni riquezas,
Pues me siento feliz por la mañana
Con un ramo de flores en mi mesa
Y una gota del sol en mi ventana
Mi pobreza se alumbra y se engalana,
Y me parece bella mi pobreza,
Cuando hay una gota de sol en mi ventana
Y hay un ramo de flores en mi mesa
Mas quisiera morirme en la rudeza
De las horas sin sol y sin belleza,
Sino fuera por ti...............la soberena,
Que en las horas de angustia y de tristeza
¡Eres ramo de flores en mi mesa
Y eres gota de sol en mi ventana!

Tulio G. Salas
Poeta Venezolano

18/5/18

Poemas: "Ni una palabra quedará, siquiera..." - Julia Prilutzky



Ni una palabra quedará, siquiera...

Ni una palabra quedará, siquiera,
amor que eras mi amor, que eras mi vida.
Ya no te digo adiós, ni hay despedida
ni volveré a llorar por lo que fuera.

Dónde quedó el terror frente a la espera,
dónde el pretexto fácil de la huida:
estoy de pronto, como adormecida,
brazos ausentes, párpados de cera.

Amor que eras mi amor, estas tan lejos
que tu imagen se vela en los espejos
y está la niebla donde había llamas.

Oigo que rondas pero no te veo,
vuelvo a escuchar tu voz, pero no creo.
Ya no importa si estás ni si me llamas.

Julia Prilutzky

29/11/17

Poemas: “He andado muchos caminos” – Antonio Machado

  
 
He andado muchos caminos

Antonio Machado

He andado muchos caminos,
he abierto muchas veredas;
he navegado en cien mares,
y atracado en cien riberas.

En todas partes he visto
caravanas de tristeza,
soberbios y melancólicos
borrachos de sombra negra,

y pedantones al paño
que miran, callan, y piensan
que saben, porque no beben
el vino de las tabernas.

Mala gente que camina
y va apestando la tierra…

Y en todas partes he visto
gentes que danzan o juegan,
cuando pueden, y laboran
sus cuatro palmos de tierra.

Nunca, si llegan a un sitio,
preguntan a dónde llegan.
Cuando caminan, cabalgan
a lomos de mula vieja,

y no conocen la prisa
ni aun en los días de fiesta.
Donde hay vino, beben vino;
donde no hay vino, agua fresca.

Son buenas gentes que viven,
laboran, pasan y sueñan,
y en un día como tantos,
descansan bajo la tierra.

Antonio Machado

19/11/17

Poema: “QUIERO APOYAR MI CABEZA” – Jaime Sabines

  
QUIERO APOYAR MI CABEZA

Quiero apoyar mi cabeza
en tus manos, Señor.
Señor del humo, sombra,
quiero apoyar mi corazón.
Quiero llorar con mis ojos,
irme en llanto, Señor.

Débil, pequeño, frustrado,
cansado de amar, amor,
dame un golpe de aire,
tírame, corazón.

Sobre la brisa, en el alba,
cuando se despierte el sol,
derrámame como un llanto,
llórame como yo.

Jaime Sabines

31/10/17

Poemas: “ANDALUZAS - ES VERDAD" - Federico García Lorca [31-10-17]

.
ANDALUZAS - ES VERDAD

¡Ay qué trabajo me cuesta
Quererte como te quiero!

Por tu amor me duele el aire,
El corazón
Y el sombrero.

¿Quién me compraría a mí
Este cintillo que tengo
Y esta tristeza de hilo
Blanco, para hacer pañuelos?

¡Ay qué trabajo me cuesta
Quererte como te quiero!

Federico García Lorca

21/10/17

Poemas: "Diurno doliente" - Pablo Neruda 09-06-15


Diurno doliente

De pasión sobrante y sueños de ceniza
un pálido palio llevo, un cortejo evidente,
un viento de metal que vive solo,
un sirviente mortal vestido de hambre,
y en lo fresco que baja del árbol, en la esencia del sol
que su salud de astro implanta en las flores,
cuando a mi piel parecida al oro llega el placer,
tú, fantasma coral con pies de tigre,
tú, ocasión funeral, reunión ígnea,
acechando la patria en que sobrevivo
con tus lanzas lunares que tiemblan poco.

Porque la ventana que el mediodía vacío atraviesa
tiene un día cualquiera mayor aire en sus alas,
el frenesí hincha el traje y el sueño al sombrero,
una abeja extremada arde sin tregua.
Ahora, qué imprevisto paso hace crujir los caminos?
Qué vapor de estación lúgubre, qué rostro de cristal,
y aún más, qué sonido de carro viejo con espigas?
Ay, una a una, la ola que llora y la sal que se triza,
y el tiempo del amor celestial que pasa volando,
han tenido voz de huéspedes y espacio en la espera.

De distancias llevadas a cabo, de resentimientos infieles,
de hereditarias esperanzas mezcladas con sombra,
de asistencias desgarradoramente dulces
y días de transparente veta y estatua floral,
qué subsiste en mi término escaso, en mi débil producto?
De mi lecho amarillo y de mi substancia estrellada,
quién no es vecino y ausente a la vez?
Un esfuerzo que salta, una flecha de trigo
tengo, y un arco en mi pecho manifiestamente espera,,
y un latido delgado, de agua y tenacidad,
como algo que se quiebra perpetuamente,
atravies hasta el fondo mis separaciones
apaga mi dolor y propaga mi duelo.

Poemas de Pablo Neruda

17/10/17

Poemas: "Yo no sé lo que ustedes irán a pensar de esto" - Erick Pohlhammer


Yo no sé lo que ustedes irán a pensar de esto
Erick Pohlhammer

Yo no sé lo que ustedes irán a pensar de esto
Ustedes siempre piensan lo primero que se les ocurre
Rara vez escuchan a secas lo que uno dice
Mejor me quedo callado ustedes van a hablar por atrás
Y es algo que si no lo digo jamás lo sabrán por otra fuente
Además tiene que ver exclusivamente con ustedes
No es tan importante pero sí es importante
No voy a ser tan imbécil de sentarme a escribir
Perder media hora para tocar un tema insípido
Si solamente no interpretaran las cosas
Bueno hay cosas que necesariamente deben ser interpretadas
Me sería facilísimo no haber dicho nada
Es que no puedo confiar en ustedes
Si les dije que se los iba a decir se los voy a decir
Porque de mí podrán decir cualquier cosa
Menos decir que no digo lo que dije que diría
Se relaciona con un problema que nos toca a todos
Lo malo es que si lo digo pero se los voy a decir
Cada uno lo va a interpretar a su manera
El que lo interprete al revés se va a sentir herido
Y no quiero herir a nadie yo necesito decir la verdad
Ya se están poniendo el parche antes de la herida
Si doy mi propia interpretación también la interpretarán
Por eso me vi en la obligación de escribir un poema
Sólo un poema podía expresar este secreto
No así yo prefiero quedar como que no cumplo lo que digo
A decir cosas para que ustedes las pasen por alto
Estoy seguro que creyeron que no dije nada
Y ahora más encima van a empezar a hablar por atrás
Sabía que iba a pasar esto no importa nadie tiene la culpa
Nunca nos hemos entendido ni nos vamos a entender.

13/10/17

Poemas: "EL ADIÓS" - Belisario Roldan

.
EL ADIÓS
Belisario Roldan


Y bien, compañera, ha llegado el día
el día y la hora del último beso...

Nada de sollozos, ¡no caigas en eso!
Tienen estos trances su melancolía;
pero hay que ser fuertes, como te decía
ayer por la noche, mi mejor amigo...
Toma tu sombrero, toma tu manchón,
y arrópate bien... aquí está el abrigo,
hay un frío afuera y una cerrazón...


Echemos con calma la llave al romance;
era tiempo ya de ponerle fin,
no hay sueños eternos ni rosa que alcance
a adornar por siempre la paz de un jardín.

Yo ...recobro toda mi soberanía,
tú recobras toda la gran libertad ;
y no podrá el tiempo, ni la lejanía,
ni las nuevas cosas, ni mi soledad,
borrar el perfume del idilio grave,
los buenos amigos me hablarán de ti;

"Sigue tan hermosa, tan fina, tan suave;
ayer, casualmente, de tarde, la vi..."
Y yo sonreiré ...con cierta ternura
y un gesto muy vago, como paternal,
mientras los recuerdos harán su conjura
trayéndome en brazos tu carita oval,
tus ojos, tus gracias y tus ardimientos
Se puede, ¡que diablos!, vivir otra vez,
a pura memoria los buenos momentos.
El amor, querida, igual que el ciprés
conoce el secreto del verdor eterno,
así, cuando partas dentro de un instante,
cuando en este día brumoso de invierno
transponga esa puerta tu gracia fragante
para no volver, simultáneamente
irás avanzando sobre mi pasado;
y yo te aseguro que entrarás de frente,
reina y soberana, al templo sagrado...

...Después, algún día -un día cualquiera-
sin haberlo el uno ni el otro deseado,
nos sorprenderemos, buena compañera...
y en el bosque alegre, o en el cabaret,
del brazo de un hombre distinto de mí,
más linda que nunca te reencontraré
y un poco del duelo que palpita aquí
nublará de golpe tu faz y la mía
desplegando un punto sobre nuestra frente
sus dos grandes alas... la melancolía...
Y al volver a casa, displicentemente,
evocando tiempos que fueron hermosos,
mientras me despojo del gabán y tiro,
sin saber adonde, los guantes rugosos,
llenaré la alcoba con un gran suspiro...

No llores querida...No hay por qué llorar.
Arréglate el pelo, toma tu manchón,
la cartera de oro, la piel de renard.
Hay un frío afuera y una cerrazón.

11/10/17

"El beso" - Laura Victoria [11-10-17]

.
El beso

Cállate, nada digas.
No quiero que disipes
este blando misterio...
Deja que en el hondor
de los minutos,
se asfixien las palabras
y arda sólo el deseo.

Bésame así, despacio.
Qué profundos tus ojos,
dos silencios
tocados con un velo de caricia
tiñendo la blancura de mi carne
con el oro rosado del incendio.
¡Qué flexible tu boca!
Tiene a veces
palpitación de ruego,
o es tan cálida y suave,
como una fruta bajo el sol madura
o como el pálido rubor de un seno.

Bésame así.....despacio.
Que tu lengua como una llama viva
alimente mis sueños,
y después en mi lánguido abandono,
sea una brisa limpia
brillando en los jazmines de mi lecho.

¿Y dices que es un tósigo en mis noches
de soledad ansiosa tu recuerdo?
Pero no, que el veneno me lo diste
entre los opios tibios de tu aliento.

Así...despacio.
Que mi cuerpo todo
para tus labios sea
tibio estremecimiento,
y que tu vida
baje hasta mi vida
bajo la muda encarnación
de un beso.

Laura Victoria